Si hay una palabra que marca el camino de cualquier propietario de hotel, esta es Innovación. Quedarse obsoleto y fuera de tendencia es algo que un hotel no puede permitirse. Es importante permanecer alerta a todas esas señales que nos indican que ha llegado la hora de acometer una reforma. Y no siempre es tarea fácil. Te contamos las pistas que indican que es el momento.

Las reseñas en portales online hablan sobre esto

Cuando nos hemos esforzado mucho en dar un buen servicio a nuestros clientes, sus reseñas y opiniones en portales online deberían estar acorde a nuestro trabajo. Sin embargo, empezamos a detectar comentarios online en los que los huéspedes no se muestran satisfechos con su estancia en el hotel. Quejas sobre nuestras instalaciones que ensombrecen un buen servicio… No hay que ignorarlas. Al contrario, debemos empezar a pensar que una reforma de nuestros equipamientos empieza a ser más que necesaria.

Pierdes dinero con el mantenimiento de tu hotel

El mantenimiento de un hotel es el departamento responsable de garantizar una alta calidad de los servicios que aseguran el éxito del negocio. Cualquier mantenimiento básico busca reducir los costos y asegurar un adecuado funcionamiento de las instalaciones.

El problema llega cuando comienzan a surgir necesidades de mantenimiento por instalaciones obsoletas en las que surgen averías constantemente, algunas muy costosas. Toca hacer números. Y con seguridad los números muestren que emprender una reforma será más rentable a medio plazo que hacer tantas reparaciones.

No tienes una buena rentabilidad

Son muchos factores que hacen que un negocio sea rentable. La eficiencia energética, es uno de ellos. Debemos revistar si estamos gestionando nuestro negocio de forma eficiente y eso incluye revistar nuestros sistemas energéticos.

¿A cuánto asciende nuestra factura de suministros? ¿Podríamos reducirla de forma considerable si empleamos sistemas más eficientes, instalando placas de energía solar o renovando nuestro equipamiento térmico?

¿Nuestros cerramientos están obsoletos y perdemos calor o frío por nuestras ventanas? Debemos plantearnos cambiarlos. Una buena eficiencia energética hará que nuestro negocio sea más rentable.

Y en tu ciudad hay hoteles con mejores servicios que el tuyo

La competencia nos hace mejores por eso no podemos darle la espalda. Debemos de tener los ojos bien abiertos y conocer otras iniciativas hoteleras que se estén dando en la ciudad.

¿Cómo son sus instalaciones? Si ofrecen espacios modernos que hacen que nuestro hotel parezca del siglo pasado, no le demos más vueltas.

Ha llegado la hora de reformar nuestro hotel y DBD cuenta con la experiencia necesaria para hacerlo. DBD Consultoría Técnica se hace cargo del proyecto de reforma desde que es solo una idea hasta el final, buscando la excelencia y el éxito de los clientes.