España se encuentra en estos momentos viviendo un auge en cuanto a turismo se refiere. La versatilidad de nuestro país ofrece un sin fin de posibilidades al sector turístico y los datos de viajeros no paran de crecer temporada tras temporada.

El sector hotelero no puede permanecer impasible a esta tendencia y se esfuerza en estar a la altura de las expectativas de los viajeros que buscan establecimientos de primer nivel para pasar sus estancias. Por su parte, se impone también la competencia en este sector y no son pocos los hoteles que se plantean acometer procesos de reforma para estar a la altura.

Para hacer frente a una reforma o rehabilitación del hotel, es necesario trabajar en crear una atmósfera adecuada que ofrezca bienestar a los huéspedes desde el primer momento. La decoración y la estética son importantísimas y es necesario tenerlas en cuenta para que la reforma tenga sentido y sea funcional. Por eso, es necesario prestar mucha atención a los materiales y acabados escogidos.

A la hora de emprender una reforma es importante analizar qué espacios y aspectos de nuestro establecimiento debemos trabajar para conseguir un resultado satisfactorio que atraiga clientes y genere negocio. Son los siguientes:

– Las zonas comunes como hall, recepción, baños públicos, restaurantes, comedores y áreas de esparcimiento.
– Las zonas privadas (habitaciones y suites).
– La seguridad del hotel (sistemas de llaves, sensores de humo, cajas fuertes, salidas y escaleras de emergencia…).
– La climatización y la iluminación.
– La tecnología y sistemas de comunicaciones.
– Las certificaciones o licencias necesarias según la normativa.
– La decoración.

En DBD contamos con un equipo de profesionales que se esfuerza por analizar todos estos aspectos para que las reformas sean lo más satisfactorias posible. Y lo hacemos controlando todo el proceso para evitar errores y minimizar costes.

Entre nuestras últimas reformas se encuentra el Hotel Petit Palace Vargas o el Hotel Kaizen Don Ramón en Sevilla y el Hotel Ilunion en Islantilla. Proyectos muy diferentes entre ellos pero con la búsqueda de la excelencia como denominador común.